LA EXPLOTACIÓN DEL HOMBRE

por | 12 / Ago / 2017 | Análisis, Comunicado, Economía, Opinión, Política

En nuestro vocabulario la palabra explotación generalmente se le asocia a la acción que trae como derivado un beneficio o lucro, a partir del desgaste de algo. Esta definición expresa la sustancia y la magnitud que abarca este fenómeno que está ligado inseparablemente a nuestra naturaleza como seres humanos, para ser dueños de nuestro trabajo y de sus frutos. Es bien sabido por una parte considerable del mundo, que la escuela del pensamiento marxista, (a partir de seguramente una definición similar, de la que yo utilizo al comienzo de este escrito) da a entender que cuando el termino explotación se extrapola al contexto de un proceso productivo este es utilizado para referirse a un robo que perpetra una clase sobre otra, pero para expresar esta parte de una manera más clara empleare un poco de dialéctica hegeliana para expresar (lo que no es – por que no es – y lo que es) para no dejar huecos en el meollo.

LO QUE NO ES

En nuestra historia, desde antes que la propiedad privada se estableciera en todos los países capitalistas actuales, el término explotación probablemente ya se utilizaba en los regímenes esclavistas y feudales, pero no fue hasta mediados del siglo 19, que se conceptualizo con la ayuda de la creación de un término Nuevo, que expresa un fenómeno que la escuela marxista cataloga como algo injusto de la sociedad capitalista.
Teniendo como punto de partida, una persona que vive en una sociedad capitalista, en donde los medios de producción están privatizados, el individuo no tiene otra opción para sobrevivir que vender su fuerza de trabajo al capitalista, estos acuerdan un salario y unas condiciones laborales determinadas, a partir de aquí el individuo (que ahora pasaremos a llamar trabajador) comienza su jornada laboral, (en este caso, él es el único trabajador de esta fabrica) en un día él produce.

Una Cantidad x -de una- Mercancía x
Que tiene un valor Monetario de 100.000bs

De estos 100.000bs, se le es retribuido al trabajador solo 40.000bs, y los otros 60.000bs son tomados por el dueño de los medios de producción(es decir el dueño de la fábrica) estos 60.000bs son robados de su legitimo dueño y a esta cantidad, es a la que se denomina plusvalía. Todo este proceso para generarla plusvalía es a la que la escuela marxista asocia con la explotación del hombre por el hombre.

PORQUE NO ES

Si bien, lo anterior pareciese tener una lógica, es todo menos una descripción de la explotación del hombre debido a lo siguiente.

1) Si bien, la renta es algo determinante para la supervivencia del hombre en la sociedad actual, esta no determina si tu fuerza de trabajo, está siendo utilizada en su totalidad o en un porcentaje alto. La plusvalía solo se refiere a una cantidad de dinero que toma el capitalista, que según los marxistoides no se merecen (esto es fácilmente demostrable que es mentira, pero lo dejare para expresarlo en otro escrito)

2) Lo verdaderamente fundamental que determina si un hombre está siendo explotado, es sin duda las condiciones laborales, es decir: las instalaciones donde se trabaja, el horario laboral, el nivel de peligrosidad del trabajo, etc…

3) Inclusive tomando este ejemplo:(de la infinidad que hay para desbaratar esta teoría de la explotación marxista) si tu trabajo es el de limpiar casas, en donde tú eres quien recibes la totalidad del dinero que genera tu trabajo por lo cual no hay plusvalía, te aseguro que si limpiar 20 casas al día toda una semana, al octavo día te aseguro que estará, tan desgastado tu espíritu, tu cuerpo y tu mente, que tú mismo llegaras a la conclusión de que la plusvalía es harina de otro costal en el tema de la explotación.

LO QUE ES

LA EXPLOTACIÓN DEL HOMBRE: ES TODA ACCIÓN QUE ESTE ENCAMINADA A  OBTENER ALGÚN TIPO DE BENEFICIO A TRAVÉS DEL DESGASTAR  DE LA FUERZA DEL HOMBRE.

Las actividades en donde se pueden desgastar la fuerza física del hombre, son infinitas y dependiendo de quién las ejerza, pueden requerir más esfuerzo o menos, la sustancia que llena al hombre, la cual tiene el nombre de fuerza es la agrupación del intelecto y de las características físicas del hombre, esta fuerza que posee toda persona en su interior no es posible medirla ni calcularla (en la actualidad) por lo cual las personas estiman cuanto tiempo se podría explotar las fuerzas del hombre, de ahí es que se deriva la creación de horarios laborales y las disputas que se adapta de trabajo a trabajo para determinar una retribución razonable.

[et_social_share icon_style="flip" icon_shape="rounded" icons_location="left" col_number="auto" outer_color="dark" network_names="true"]

Mi Nombre es Giovanni Daniel Lattarulo Espinoza /Venezolano/Economista en Formación/UCVISTA/Libertario/ Materialista/Poeta en mis Tiempos Libres/Objetivista/ Amante de la Economía, Filosofía, Sociología, Poesía y las Novelas/Poseo un Desprecio por la Izquierda en General/ Y mi Mejor Virtud es que Soy un “Soñador” que Busca un Mundo Sin Miseria, Sin Opresión y Sin Sufrimiento.

Recibe nuestras actualizaciones, artículos, eventos y toda clase de información directamente en tu correo electrónico.

¡Solo falta que confirmes tu correo electrónico! Ya debes tener un correo nuestro en tu bandeja de entrada.