¿Sacarse o no el carné de la patria?

por | 28 / Ago / 2018 | Análisis, Opinión

Primero que nada, debemos aclarar que es ‘carné‘ según la RAE, el cual es el único termino aceptado para referirse a un “documento a favor de una persona”. ‘Carnet’ proviene del francés y no es tomado en consideración cuando se habla de dicho instrumento de identidad en el idioma español, este error se ha expandido a casi todos lados y el adjetivo de ‘carné‘ ha sido olvidado, pero, haz la prueba y date cuenta como lo dices.

Ahora bien, si dices estar en contra de un régimen totalitario que está arrasando un país controlando el 99% de la economía, destruye la autonomía de las personas y planea un control social estandarizado para que dependas de el en su totalidad.

¿En serio crees que es necesario registrarnos en masa para si quiera hacerle un poco de daño? Es como si quisieras ayudar a tu asesino agarrándole la pistola y apuntándote tú mismo.

Yo personalmente a pesar de las precariedades en las que me deja a este país como a todos no me he sacado el susodicho carné, no porque no pueda físicamente o no me dejen, es algo que va más allá, se trata de dignidad, de no aceptar dinero artificial que solo genera más malestar para la sociedad, de seguir buscando las maneras de sobrevivir sin tener que recurrir a ayudas estatales, de hacer todo lo posible para no caer de rodillas frente a un grupo de inmorales que quieren ver que te doblegues, que no pelees por tus derechos y aceptes sus migajas, es algo más allá de hambre, más allá de las ganas de saciar tu sed, más allá de las posibilidades de obtener subsidios inflacionarios; es una razón de principios morales, principios éticos que me llevan a decir todas las mañanas: Prefiero morir de hambre a realizar una cola para que me vean derrotado y vencido a todo lo que jure un día destruir.

Respeto a los que se sacan “la marca del diablo” como lo llaman algunos grupos religiosos al sistema electrónico de control social que amaso este gobierno. La gente lo hace por necesidad, para llenar un poco la nevera que esta vacía, para comprar la torta de cumpleaños del hijo que gracias a la inflación el sueldo de su madre solo dio para medio comer o tal vez, para comprar un poco de algún vicio que te haga olvidar la crisis en la que vivimos. Las necesidades son muchas, cada vez más visibles y significativas y no está mal sacárselo cuando tienes a alguien más dependiendo de ti y de tu trabajo que gracias a este régimen, todo tu esfuerzo se convierte en cenizas, cenizas que les encanta barrer.

[et_social_share icon_style="flip" icon_shape="rounded" icons_location="left" col_number="auto" outer_color="dark" network_names="true"]

Joven venezolano amante de la libertad, estudiante de Derecho y siempre en busca de un lugar mejor.

Recibe nuestras actualizaciones, artículos, eventos y toda clase de información directamente en tu correo electrónico.

¡Solo falta que confirmes tu correo electrónico! Ya debes tener un correo nuestro en tu bandeja de entrada.