¿Son los impuestos un robo?

por | 20 / Feb / 2018 | Análisis, Economía, Opinión, Política

“Los impuestos son robos” es un eslogan popular entre nosotros los libertarios. Captura el sentimiento de que debemos mantener el estado con los mismos estándares morales que los actores no estatales, pero ¿a qué se debe esto?

1. ¿Por qué los impuestos pueden ser una forma de robo?

Imagínate que yo fundé una ONG sin fines de lucro que ayuda a los pobres. Pero no hay suficientes personas contribuyendo económicamente a mi ONG, por lo que muchos de los pobres siguen en las mismas condiciones que antes. Debido a eso, decido resolver el problema acercándome a los homeless de la calle, les apunto con un arma y les exijo que me den el dinero que tengan recaudado por pedir. Así puedo obtener el dinero para mi ONG, y los pobres de mi ONG son alimentados y vestidos.

En este escenario, me llamarían ladrón. ¿Por qué? La respuesta parece ser: porque estoy agarrando el dinero de otras personas sin su consentimiento. La frase en cursiva describe perfectamente un robo. “Agarrando dinero sin consentimiento” incluye agarrar por medio de una amenaza de fuerza emitida contra otras personas, como en este ejemplo.

Este robo que cometí no se ve alterado por lo que hago con el dinero después de robarlo, seguirá siendo un robo. No creo que alguien diga, “¿le diste el dinero a los pobres? En ese caso, agarrar la propiedad de las personas sin consentimiento no fue un robo.” como hacen verlo en Robin Hood. 

Ahora compáralo con el caso de los impuestos. Cuando el gobierno impone a los ciudadanos, bajo la amenaza de la fuerza, y si no pagas, los oficiales contratados por el gobierno te encerrarán en una cárcel. Esto parece un caso tan claro como cualquiera de tomar la propiedad de las personas sin consentimiento.

Entonces el gobierno es un ladrón. Esta conclusión no cambia por el hecho de que el gobierno usa el dinero por una buena causa (si es que lo hace). Eso podría hacer que los impuestos sean un tipo de robo socialmente beneficioso, pero sigue siendo un robo.

2. Tres argumentos contrarios

La mayoría de las personas son reacias a decir que los impuestos son un robos. ¿Cómo se puede evitar decir esto? Los siguientes son tres argumentos que usualmente dicen, junto con las respuestas más obvias a mi parecer.

Primer argumento

La tributación no es un robo, porque los ciudadanos tienen un convenio con el gobierno para pagar impuestos. Esto es parte del “contrato social”, que es una especie de acuerdo entre los ciudadanos y el gobierno, por el cual los ciudadanos acuerdan pagar impuestos y obedecer las leyes, a cambio de la protección del gobierno. Al usar los servicios del gobierno (como carreteras, escuelas, hospitales y policía) y permanecer presente en el territorio del gobierno, así estás indicando que aceptas el contrato social.

Respuesta al primer argumento

Simplemente no hay tal contrato. El gobierno nunca ha escrito ni ofrecido ese contrato, no es algo voluntario y nadie lo ha firmado.

Aún así, el uso de servicios gubernamentales podría implicar un acuerdo para pagar esos servicios, y ahí vendría el caso de que las personas que no usan los servicios no estarían obligadas a pagar. Pero, de hecho, el gobierno obliga a los ciudadanos a pagar impuestos independientemente de si usan los servicios del gobierno o no. Por lo tanto, el hecho de que no utilices los servicios del gobierno no indica nada acerca de si aceptas pagar impuestos o no.

Permanecer presente en “el territorio del gobierno” tampoco indica un acuerdo con el estado. Esto se debe a que el gobierno en realidad no posee todas las tierras que reclama como “su territorio”; esta tierra es, más bien, propiedad de particulares. Si tengo un terreno que otras personas están usando, puedo exigir que las otras personas me paguen el dinero o abandonen mi tierra. Pero si veo alguien en su territorio no puedo exigir que me paguen dinero o que abandonen su propia tierra. Si hago eso, soy un ladrón. De manera similar, cuando el gobierno exige que le paguemos dinero o que abandonemos nuestra propia tierra, el gobierno actúa como un ladrón.

Segundo argumento

El gobierno no puede ser un ladrón, porque es el gobierno el que define los derechos de propiedad a través de sus leyes. El gobierno simplemente puede hacer leyes que dicen que el dinero que se supone debes pagar en impuestos no es realmente tuyo, es dinero del gobierno.

Respuesta al segundo argumento

El segundo argumento gira en torno a los siguiente:

  1. de que no existen derechos de propiedad independientes de las leyes gubernamentales.
  2. que el gobierno puede crear derechos de propiedad simplemente declarando que algo le pertenece a alguien.

No hay una razón obvia para creer ya sea en el 1 o 2, y ambas afirmaciones son contraintuitivas.

Imagina que viajas a una isla remota fuera de la jurisdicción de cualquier gobierno, y encuentras a alguien viviendo en esa isla. Esa persona caza con una lanza que creó  con sus propias manos, y a ti te parece interesante y linda la lanza. por lo que decides (sin el consentimiento del isleño) llevártela cuando te vayas. Parecería correcto decir que “robaste” la lanza. Esto muestra la inverosimilitud del (1).

Ahora, imagínate que eres un esclavo en el sur de los Estados Unidos en el siglo XIX. Y supongamos que decides escapar sin el consentimiento de tu amo. Si (2) es cierto, entonces estarías violando los derechos de tu amo por estar robándote tú mismo. Ten en cuenta que no estaría simplemente violando un derecho legal ; si (2) es cierto, el gobierno crea derechos y obligaciones morales a través de sus leyes, por lo que estarías violando las leyes de tu amo. Esto muestra la inverosimilitud del (2).

Tercer argumento

Los impuestos son solo el precio que el gobierno cobra por la ley y el orden. Sin impuestos, el gobierno colapsaría, entonces todo orden social se derrumbaría, y entonces no tendríamos dinero en absoluto. Los impuestos son diferentes al robo porque los ladrones no brindan servicios valiosos, y mucho menos servicios que le permitan ganar el dinero del que están tomando parte.

Respuesta al tercer argumento

Imagina que te amenazo con una pistola y te quito 20$. Y te dejo uno de mis libros a cambio. Cuando me veas más tarde sin mi arma, me llamarás ladrón y me pedirás que me devuelvas tu dinero. A lo que yo te responderé “No soy un ladrón, porque a cambio te di algo valioso. Es cierto que nunca preguntaste por el libro ni te interesa, pero es un buen libro, que vale mucho más de 20$”.

Esta respuesta de mi parte sería confusa. No importa si te di algo a cambio, y no importa si el libro realmente vale más de 20$. Lo que importa es que agarré su dinero sin su consentimiento.

Tampoco importa si te beneficias enormemente del libro. Supongamos que (incapaz de convencerme de que te devuelva los 20$) terminas leyendo mi libro, que contiene consejos tan útiles que terminan mucho mejor (incluyendo que ahora estás económicamente mejor que antes). Nada de esto cambia el hecho de que soy un ladrón. El orden temporal tampoco importa: Puede que primero te doy el libro que no me pediste, para esperar a que estés mejor económicamente, y entonces a la fuerza te quitaré del dinero que ganaste, seguiré siendo un ladrón.

La lección: quitarle la propiedad a la gente sin consentimiento es un robo, incluso si también los beneficia a ellos, e incluso si los ayudó a obtener la misma propiedad.

3. Entonces, ¿qué pasa si los impuestos son robos?

Si los impuestos son un robo, ¿debemos abolir todos los impuestos? No necesariamente. Para algunos personas, algunos robos pueden estar justificados. Sería el caso de que si tienes que robar un pan para sobrevivir, entonces tienes justificación para hacerlo. (cosa que no comparto) Del mismo modo, el gobierno podría justificar los impuestos a sus ciudadanos, si esto es necesario para evitar algún resultado terrible, como un colapso del orden social.

¿Por qué, entonces, importa si los impuestos son un robo? Porque aunque el robo pueda estar justificado, es generalmente injustificado. Es un error robar sin tener una buena razón.

En otras palabras, la tesis de que “los impuestos son un robo” tiene el efecto de que elevando los estándares podemos justificar correcto de los impuestos. Cuando el gobierno planea gastar dinero en algo (apoyo para el arte, un programa espacial, un programa nacional de jubilación, etc.), uno debería preguntarse: ¿estaría permitido robarle a la gente para ejecutar este tipo de programa? Si no es así, entonces no es permisible colocar es impuesto a las personas para ejecutar el programa, ya que en ese caso, los impuestos son un robo.

[et_social_share icon_style="flip" icon_shape="rounded" icons_location="left" col_number="auto" outer_color="dark" network_names="true"]

Crítico social por naturaleza. Evalúo la política y los que están en ella para llegar a la verdad con hechos y argumentos.

Recibe nuestras actualizaciones, artículos, eventos y toda clase de información directamente en tu correo electrónico.

¡Solo falta que confirmes tu correo electrónico! Ya debes tener un correo nuestro en tu bandeja de entrada.